• 1
  • 2

LOS TRES ARCÁNGELES DE DIOS: MIGUEL, RAFAEL Y GABRIEL

47 Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.»

48 Le dice Natanael: «¿De qué me conoces?» Le respondió Jesús: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.» 

49 Le respondió Natanael: «Rabbí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.» 

50 Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.» 

51 Y le añadió: «En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.» (Jn. 1, 47-51)

 

“Los arcángeles de Dios, poderosos ejecutores de sus órdenes, pronto a la voz de su palabra”. Primero, son “poderosos”, firmes y fieles en la escucha y obediencia a las órdenes de Dios. Y, seguidamente, afirma el salmo que, “son prontos a la voz de su palabra”. Y, sabemos que la Palabra de Dios, es su Hijo Unigénito, el Amado y Elegido. Pues, ante Éste, los arcángeles y los ángeles, se inclinan profundamente en adoración, porque es Dios, con el Padre y el Espíritu Santo.

Ellos, son espíritus puros, sin materialidad alguna, por ello, son invisibles y escondidos a nuestros sentidos.Pero, no por esto, dejan de comunicarse con los hombres, pues Dios, nos hizo carne y espíritu y entre nuestra alma y los ángeles, hay una corriente celestial, porque Dios lo quiso así. Son protectores de los hombres, en vistas a su salvación y es que “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad”. Y en este fin, los ángeles juegan un precioso papel con el hombre: ¡Cuántas veces, nuestros ángeles, nos han apartado de caer en una tentación sugestiva, haciéndonos ver la belleza excelsa del bien y la virtud! ¡Cuántas veces, habiéndonos dejado llevar de gustos y placeres nos sentíamos abatidos y a ras de tierra y ellos, con sus alas, nos han hecho remontar el vuelo hacia lo alto y nos han devuelto al calor amoroso del Corazón de Jesús! Ellos, nos protegen mucho más que, lo que nosotros nos preocupamos de nosotros mismos.

Y los ángeles, nos muestran a Dios como en el sueño que tuvo Jacob: “Soñó con una escalera apoyada en tierra y cuya cima tocaba los cielos. Y he aquí, que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Y vio, que Yahvé estaba sobre ella” (Génesis 28, 10- 13). Ésto, ya no en sueños sino en realidad, le aseguró Jesús a Natanael: “Yo os aseguro que, veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del Hombre”. Y es que, en vez de Yahvé en lo alto de la escala, ahora es Jesús el que desde el cielo nos lanza una vía de salvación a la tierra: su Humanidad que, es puente por donde los ángeles de Dios suben y bajan, enviando sus gracias y dones y portando hacia el cielo nuestra fidelidad a estas gracias y sobre todo, la fe y el amor que tenemos a Jesús, el Hijo de Dios y Hermano nuestro.

¡Seamos deudores agradecidos a tan fieles ministros del Señor que, olvidando su condición de espíritus puros, se ponen al servicio del hombre, ser tan pequeño y débil, pero a quien Dios confirió “su imagen y semejanza”! ¡Amemos a estos seres tan bellos y fieles a Dios, e invoquémosles como compañeros que “nos rodean y cubren con sus alas y sus plumas” y “no permiten que nuestros pies tropiecen en la piedra”!

¡Dios mío, gracias por el regalo valioso e insustituible de tus ángeles! ¡Bendito y alabado seas Jesucristo!¡Amén! ¡Amén!

Imprimir Correo electrónico

INTRODUCCIÓN  A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

INTRODUCCIÓN A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

Hoy, en el Primer Domingo de Adviento, comienza un nuevo Año Litúrgico. Unas cien meditaciones para orar, coronan esta pasada “Tercera Etapa del rincón para orar”. Por tanto, siguiendo en esta tarea de poner mi mente y corazón, al servicio de la Palabra de Dios y de la acción del Espíritu Santo en todo lo que escribo, inicio la “Cuarta Etapa del rincón para orar” ...

CONTINUAR LEYENDO

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!