• 1
  • 2

YO CONOZCO A MIS OVEJAS Y ELLAS ME SIGUEN

27 Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas mi siguen.
28 Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.
29 El Padre, que me las ha dado, es más grande que todos, y nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre.
30 Yo y el Padre somos uno» (Jn. 10, 27-30)

Habla aquí Jesús, de una imagen pastoril. El pueblo judío, estaba muy identificado con el mundo del pastor y las ovejas, y se ve claro en los Salmos: “El Señor es mi pastor, nada me falta” ... “Pastor de Israel escucha, tú que guías a José como a un rebaño” ... Y muchos más… El pastor y sus ovejas forman una sociedad indivisible. Él, las cuida, llevándolas a abrevar a pastos jugosos y a manantiales de agua cristalina. Conoce a cada una por su nombre, y es tan dulce y segura su voz que, le siguen a donde Él las conduce. ¡Es que son suyas y las ama! Y es tan firme, esta relación, pastor y oveja que, ningún extraño puede entrar en el hato y llevárselas, arrancándolas de la mano de su dueño...

Continuar leyendo

Imprimir Correo electrónico

INTRODUCCIÓN  A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

INTRODUCCIÓN A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

Hoy, en el Primer Domingo de Adviento, comienza un nuevo Año Litúrgico. Unas cien meditaciones para orar, coronan esta pasada “Tercera Etapa del rincón para orar”. Por tanto, siguiendo en esta tarea de poner mi mente y corazón, al servicio de la Palabra de Dios y de la acción del Espíritu Santo en todo lo que escribo, inicio la “Cuarta Etapa del rincón para orar” ...

CONTINUAR LEYENDO

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!