• 1
  • 2

JESÚS, NOS BUSCA Y NOS ENCUENTRA

1Todos los publicanosy los pecadores se acercaban a él para oírle,
2 y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Este acoge a los pecadores y come con ellos.»
3 Entonces les dijo esta parábola.
4 « ¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las 99 en el desierto, y va a buscar la que se perdió hasta que la encuentra?
5 Y cuando la encuentra, la pone contento sobre sus hombros;
6 y llegando a casa, convoca a los amigos y vecinos, y les dice: "Alegraos conmigo, porque he hallado la oveja que se me había perdido."
7 Os digo que, de igual modo, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por 99 justos que no tengan necesidad de conversión.
8 « O, ¿qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una, no enciende una lámpara y barre la casa y busca cuidadosamente hasta que la encuentra?
9 Y cuando la encuentra, convoca a las amigas y vecinas, y dice: "Alegraos conmigo, porque he hallado la dracma que había perdido."
10 Del mismo modo, os digo, se produce alegría ante los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.» (Lc. 15, 1-10)

¿Cómo es que se le acercan a Jesús los publicanos y los pecadores para escucharlo y para estar con Él? ¿No será que se muestra ante todos con una mansedumbre y una humildad que contrasta altamente con la altivez y lejanía de los fariseos? Éstos, ante el éxito de Jesús, sobre todo entre todos los que ellos desprecian: los pecadores y los publicanos, no pueden menos de sentirse a disgusto, porque Jesús, en su actitud, está atentando y quebrantando la Ley, la Ley de Moisés que es santa y norma de vida para ellos. No es que Jesús desprecie la Ley, es que va mucho más allá de ella y la deja inservible. Y por si no fuera suficiente con sus obras, usa de su Palabra para explicarles las verdaderas fiestas que se celebran en el cielo, cuando un pecador se arrepiente y vuelve al Señor: ¡Hasta los ángeles de Dios hacen fiesta y alaban doblemente al Señor, por los pecadores recuperados de su vieja condición!

Y dos parábolas muy bellas ilustran este desvelo por hallar la oveja perdida y la moneda preciosa que se extravió. Y es que Jesús mismo es ese “Buen Pastor” que no descansa y se exponen a todos los riesgos y peligros por encontrar a esa oveja que se le perdió. “Él no retuvo su condición divina, sino que se despojo de esa su situación gloriosa y rodeado de sus bienaventurados: “las noventa y nueve ovejas fieles” que sólo saben de adorarlo y darle gracias. Al contrario, bajó a nuestro valle oscuro por el pecado, e hizo toda clase de “industrias”, para atraer al pecador a su Amor. Nunca, el pecador camina en su oscuridad solo, siempre va “el Buen Pastor” a su lado, provocándole con santas insinuaciones, sobre todo con su Amor, que es el que acaba derritiendo y quemando esos corazones alejados de Él y enfangados en el mal. Él no fuerza nunca, sólo insinúa y muestra el camino atractivo y feliz hacia el Bien. Y, cuando “la oveja perdida” se rinde y se deja coger por Jesús, Él la abraza y la roza con sus mejillas, queriendo transmitirla todo el calor de su Corazón.
Y ante esta aventura divina que los mismos cielos se pasman, de que todo Dios se abaje ¡tanto, tanto!, todos los seres creados se rinden en adoración y amor, porque nuestro Creador, no sólo nos hizo con su Amor, sino que su Gloria está en que en el Último Día, recapitulará todas las cosas en Él, y el primero al hombre, hecho a su semejanza. Entonces” todo será Todo en todos”.

¡Dios mío, qué gran vocación y esperanza nos trae nuestra fe!: “Seremos semejantes a Él, ¡porque lo veremos tal cual es”! ¡Cara a cara en su Gloria! ¡Y nuestra alegría será colmada con una medida llena y rebosante!

¡Señor, que,tu Espíritu Santo nos arrastre a Ti, ¡para ser encontrados por Ti! ¡Qué Él, no se canse, una y otra vez, de gritarnos:“¡Ven, ven a Jesús y serás feliz”! ¡Porque en ese encuentro,sólo sabremos adorarle y darle gracias!¡Qué así se haga en nosotros, como deseamos!...

Imprimir Correo electrónico

INTRODUCCIÓN  A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

INTRODUCCIÓN A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

Hoy, en el Primer Domingo de Adviento, comienza un nuevo Año Litúrgico. Unas cien meditaciones para orar, coronan esta pasada “Tercera Etapa del rincón para orar”. Por tanto, siguiendo en esta tarea de poner mi mente y corazón, al servicio de la Palabra de Dios y de la acción del Espíritu Santo en todo lo que escribo, inicio la “Cuarta Etapa del rincón para orar” ...

CONTINUAR LEYENDO

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!