• 1
  • 2
  • 3

OS ODIARÁN POR MI NOMBRE

12 « Pero, antes de todo esto, os echarán mano y os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y cárceles y llevándoos ante reyes y gobernadores por mi nombre;
13 Esto os sucederá para que deis testimonio.
14 Proponed, pues, en vuestro corazón no preparar la defensa,
15 porque yo os daré una elocuencia y una sabiduría a la que no podrán resistir ni contradecir todos vuestros adversarios.
16 Seréis entregados por padres, hermanos, parientes y amigos, y matarán a algunos de vosotros,
17 y seréis odiados de todos por causa de mi nombre.
18 Pero no perecerá ni un cabello de vuestra cabeza.
19 Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas. (Lc. 21, 12-19)

Esta predicción de Jesús para sus seguidores, sabemos que se ha cumplido en el pasado: tantos mártires, hombres, mujeres y niños que han dado su vida, confesando el Nombre Sagrado de Jesús, con unas palabras de sabiduría, que nadie podía argüir, y desconcertaba a los perseguidores. Ello hacía crecer el odio a estos cristianos, tan débiles y pobres y con una fuerza que se veía a las claras, no procedía de ellos sino de un Ser superior que les daba sus Palabras y su valentía. En estos momentos de persecución, algunos de los verdugos quedaban fuertemente tocados por la gracia de Dios y cambiaron su odio a Jesús por un amor cualificado, que tampoco procedía de ellos, pero sí que pedía su acogida y asentimiento...

Hoy, en algunos países, sigue dándose este cruel acoso de la fe y la religión. Pero en nuestro caso no será este testimonio de sangre, pero sí una persecución sibilina, que es altamente maléfica... Hoy estos poderes infernales se acercan a la conciencia del hombre y “les hacen ver” que, “no es para tanto”, cuando median mis conveniencias personales, por ejemplo, de bienestar y comodidad y en definitiva de un bestial egoísmo solapado...

Pero no siempre crearé yo las circunstancias de una fe débil y cobarde, sino que, como “el demonio anda como león rugiente, buscando a quién devorar”, creará en torno a mí situaciones de miedo y espanto, por lo que a veces imagino que me va a sobrevenir... Entonces, es el momento de dar testimonio de que Jesús es mi Señor y no hay otro que pueda salvarme. Y esto tanto sí vivo como si muero. Porque “en la vida y en la muerte, somos del Señor” ...

Muchas veces a lo largo de la monotonía de la vida, tendré que gritarme y a esos espíritus malos, con voz tan fuerte que me oigan los cielos y la tierra: “¡Jesús, mi Señor!, ¡confío en Ti!”... “¡Tú eres mi Roca y mi Salvación!”...“¡En ti me apoyo con todo mi ser y sé que no quedaré defraudado!”... “! Tú me llevas contigo, a tu fuerte refugio, donde sólo reina la paz y el amor y un silencio cargado de tu presencia viva, y esto ¡eternamente!”... Y aquí está la gracia entrando en mi ser impetuosa: “¡Sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor!”...

Por el Nombre de Jesús sufriré estas cosas, a las que ningún cristiano puede escapar... Pero Jesús mismo sostiene mi perseverancia para salvar mi alma, como lo ha prometido en “su Palabra que es viva y eficaz” y que es fuerte baluarte y “siempre estará conmigo, hasta el fin de los siglos” ¡y por tanto de mi vida!...

¡Jesús, creo en Ti, espero en Ti, te amo sobre todas las cosas y sobre mí mismo!. ¡Qué así se haga en mí!… ¡Amén!...

Imprimir Correo electrónico

INTRODUCCIÓN  A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

INTRODUCCIÓN A LA 4ª ETAPA DE "EL RINCÓN PARA ORAR"

Hoy, en el Primer Domingo de Adviento, comienza un nuevo Año Litúrgico. Unas cien meditaciones para orar, coronan esta pasada “Tercera Etapa del rincón para orar”. Por tanto, siguiendo en esta tarea de poner mi mente y corazón, al servicio de la Palabra de Dios y de la acción del Espíritu Santo en todo lo que escribo, inicio la “Cuarta Etapa del rincón para orar” ...

CONTINUAR LEYENDO

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!