• 1
  • 2
  • 3

Tercera etapa: Rincón para Orar

De la mano de la gracia de Dios, que es poderosa para salvar, instruir, y dar sabiduría, comienzo esta nueva “tercera etapa de rincón para orar”, al empezar un nuevo año litúrgico, con el Adviento.

Miro hacia adelante, con el corazón lleno de esperanza, y así, como hasta aquí, el soplo del Espíritu me instruyó en su Palabra, confío plenamente, apoyada en la gracia de Dios, que así será en adelante… Pido a Dios docilidad en la escucha, porque todo comienza con “la escucha” atenta y reverente: “¡Escucha Israel, el Señor nuestro Dios, es el Único Señor!”. Y escuchar significa, silenciar todas mis palabras e ideas y dejar vacío en mi corazón, para que la Palabra lo habite… Y después, dejar correr el boli, en alas de la gracia de Dios… Así, será lo que el Espíritu quiera decir, con su fuerza poderosa, y yo apartarme a un lado para que Él lo haga todo y después pueda fertilizar en los corazones, que el Señor se ha preparado...

Si algo en estas meditaciones, no hace el bien que Dios quiere, es que he puesto “algo”de mi cosecha, por ello le pido el Espíritu, que rectifique mis palabras y las enderece al Verbo, que es la verdadera Palabra, que da Vida. Que su Amor, envuelva esta tarea evangelizadora, para gloria de Dios, su alabanza y bien de las almas que el Señor ha llamado para Sí…


¡Que así sea, es mi deseo!…

Imprimir Correo electrónico

Tercera etapa: Rincón para Orar

Tercera etapa: Rincón para Orar

De la mano de la gracia de Dios, que es poderosa para salvar, instruir, y dar sabiduría, comienzo esta nueva “tercera etapa de rincón para orar”, al empezar un nuevo año litúrgico, con el Adviento.

CONTINUAR LEYENDO

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!