Tiempo de Formación

¿Sabes de dónde viene la palabra “formación”? De "forma". Podríamos traducirlo por "tomar forma". ¡Esa es la clave!

El tiempo de formación es el tiempo de formarse, de tomar la forma de Cristo: es aprender a dejarse modelar por Él, llenarse de su Amor para después darlo a los demás. Es aprender a ponerse en Sus Manos... para llegar a ser "otros cristos": ¡ser un instrumento de su Amor!

Imprimir

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!