No temas, ¿no estoy yo aquí que soy tu Madre?

Esta frase se me clavó en el corazón y sentí una paz profunda. Sentí que estaba pronunciada por el Cielo. Con esta frase se te desvanece el miedo y la desconfianza.

Aquí en la tierra no estamos a la suerte del destino, ni mucho menos. Estamos en las manos de todo un Dios que nos ama con locura y para que seamos felices nos da a su Hijo para que tengamos vida en Él. Jesús transformará nuestro miedo en confianza, y Él, en la cruz, nos dio a su Madre. Ahora es María la que sale a nuestro encuentro para decirnos: no tengas miedo, estoy contigo. Ella te guiará en cada paso.

Esta frase me ha tocado tanto que he querido llevarla este verano en mi muñeca. Para ello he diseñado una pulsera, así cada vez que sienta miedo la podré mirar y acudir a María.

Vive de Cristo

Si deseas solicitar alguna pulsera, haz click aquí, o en la siguiente imagen para acceder al formulario de solicitud:

Pack disponible 3

Imprimir Correo electrónico

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!