DOMINGO V DE PASCUA

CICLO A

- DOMINGO DE LOS MINISTERIOS -

Act. 6, 1-7

1 Por aquellos días, al multiplicarse los discípulos, hubo quejas de los helenistas contra los hebreos, porque sus viudas eran desatendidas en la asistencia cotidiana.

2 Los Doce convocaron la asamblea de los discípulos y dijeron: « No parece bien que nosotros abandonemos la Palabra de Dios por servir a las mesas.

3 Por tanto, hermanos, buscad de entre vosotros a siete hombres, de buena fama, llenos de Espíritu y de sabiduría, y los pondremos al frente de este cargo;

4 mientras que nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra. »

5 Pareció bien la propuesta a toda la asamblea y escogieron a Esteban, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Pármenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía;

6 los presentaron a los apóstoles y, habiendo hecho oración, les impusieron las manos.

7 La Palabra de Dios iba creciendo; en Jerusalén se multiplicó considerablemente el número de los discípulos, y multitud de sacerdotes iban aceptando la fe.

(v. 1)         -En aquellos días, designa una nueva sección, así como la designación por primera vez dediscípulos a los fieles. También aparece la comunidad más movida y con tensiones. Es el principio del cristianismo que todavía permanece muy solidario con el judaísmo no cristiano. Pero también está claro que la Iglesia reúne a los fieles por sí misma y los cuida: la tensión surge dentro de la comunidad y el motivo es el cuidado caritativo de las necesidades:asistencia cotidiana y lasviudas. Tenemos dos grupos: helenistas y hebreos, ambos grupos israelitas pero con lenguaje y forma de vida diferentes. Porhelenistas” se entiende los judíos que procedían de la diáspora o que aun viviendo en Palestina o sus alrededores hablaban el griego y vivían como los helenos: Bernabé (Chipre), Saulo (Tarso de Cilicia). Porhebreos” se entendían los judíos que hablaban arameo y eran el grupo más numeroso en la primitiva comunidad cristiana, algo así como losconservadores” ante losprogresistas” y más sensibles a los problemas que representaban los helenos.

(v. 2)         -   Los apóstoles se dan cuenta de sus limitaciones y de la dificultad y sin menospreciar las obras de caridad (que hasta entonces debían haber desempeñado también ellos) especifican su verdadera y esencial misión: la oración y el ministerio de la palabra (DIAKONIA) (1, 8) (I Cor. 9, 16) (I Cor. 1, 17). La oración en la comunidad y con ella la predicación.

(v. 3-4)      -   LosDoce con el encargo de decidir y guiar quieren tener colaboradores y ayudantes, saben que la comunidad es digna y responsable, pero requieren una especial aptitud:buena reputación (I Tim. 3, 1s.) (Tit 1, 5s.) y llenos de Espíritu Santo y de sabiduría. ¿Por qué? es un número misterioso como el doce en la Biblia (21, 8).

(v. 5)         -   La comunidad hace la elección, no sabemos cómo. Los siete nombres consignados son nombres griegos quizás para vencer más fácilmente la desavenencia en la comunidad: se trata de la unidad de la Iglesia (Jn. 17, 20s). El grupo helenista estaba lleno de un Espíritu que impulsaba hacia delante y que trajo como consecuencia la persecución de la Iglesia (8, 1). Sólo de Esteban y Felipe se nombra a continuación detenidamente. Por ellos dos vemos que el ministerio que ejercieron no se ciñó sólo a obras de caridad sino que también eran servidores de la Palabra (8, 26.29) (21, 8). En lenguaje bíblico por DIAKONIA se entiende cualquier cargo, incluso el de apóstol. A los siete en Act. se les da el título de PRESBYTEROI (presbíteros) con atribuciones junto con los apóstoles.

(v. 6)         -   Lo más probable que fueran los apóstoles quienes les impusieron las manos (forma primitiva de comunicar una fuerza y poderes especiales) (Num. 27, 18) (Dt. 34, 9). También los maestros rabinos lo hacían con los discípulos y Jesús (Mc. 5, 23) y los Apóstoles (Act. 5, 12; 9, 12; 28, 8, etc.) (Act. 8, 17s.; 19, 6) (Act. 13, 3; 14, 23).

(v. 7)         -   Lucas, especifica el avance victorioso de la Iglesia, hasta muchos sacerdotes judíos del Templo se adherían a la fe.

I Pe. 2, 4-9

4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada por los hombres, pero elegida, preciosa ante Dios,

5 también vosotros, cual piedras vivas, entrad en la construcción de un edificio espiritual, para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, aceptos a Dios por mediación de Jesucristo.

6 Pues está en la Escritura: He aquí que coloco en Sión una piedra angular, elegida, preciosa y el que crea en ella no será confundido.

7 Para vosotros, pues, creyentes, el honor; pero para los incrédulos, la piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido,

8 en piedra de tropiezo y roca de escándalo. Tropiezan en ella porque no creen en la Palabra; para esto han sido destinados.

9 Pero vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz

(v. 4-5)      -A El: al Señor, no sólo es bebida de los caminantes, sino también la roca de la que brota agua (I Cor. 10, 4). Mas esta roca se ha convertido en piedra labrada, la piedra angular de la que dependen la dirección de los muros y resistencia de la fábrica. Hacia esapiedra viva deben ellos peregrinar, que vienen deltenebroso Egipto: dureza de la roca y vida palpitante, verdad de Dios y el amor de Dios.

                  -   Esta piedra desechada por todos no solo vive sino que es la plenitud de la vida y vivifica a todos (Sal. 118, 22) (Mt. 21, 42). A ella debemos asemejarnos todos. Quizás seamos también rechazados por los hombres y precisamente así debe el Padre colocarnos sobre la primera piedra angular que sirve de base. Para ello, debes dejarte labrar a golpes y adaptar y colocar por Dios entre las demás piedras vivas.

                  -   Edificar en la Biblia no es algo mecánico y muerto, sino vivo: (Gen. 2, 22) (II Sam. 7, 11) (Mt. 16, 18):edificaré” mi casa espiritual, la Iglesia, con piedras vivas, esto es un sacerdocio santo y sacerdocio, porque ofrece sacrificios espirituales, es decir, se deja labrar como Cristo a golpes: con humildad, obediencia y respeto, esto es la casa eterna que es la comunidad de los santos.

(v. 6)         -   En Sión, la Jerusalén del cielo y también la meta última del Pueblo de Dios que peregrina en este mundo (Is. 28, 16) (Heb. 12, 22) allí está colocada de forma inamovible la piedra fundamental que es Jesucristo. Los que estriban en ella con una fe viva, comienzan ya a participar de la firmeza de Dios. Entonces después de la muerte no tendremos que avergonzarnos de haber creído en el Crucificado.

(v. 7-8)      -   Comienzan ahora las conclusiones, después las seis recomendaciones (1, 13-2,6). Primero se recuerda que los creyentes participan de la gloria de la piedra angular rechazada. Esta piedra puede llegar a ser piedra de tropiezo (Is. 8, 14) (Lc. 2, 34). El hombre puede obrar contra la voluntad de Dios y entonces van al castigo que les fue destinado.

                  -   Se cumplen las promesas del Antiguo Testamento (Is. 43, 20) (Ex. 19, 6) (Ex. 23, 22) (Is. 43, 21). Son los grandes títulos del Pueblo de Dios. Sacerdotes regios: se dominan a sí mismos. La gran gesta de Dios es que lleva a los hombres de las tinieblas a la luz (5, 10).

Imprimir Correo electrónico

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!